21 sep 2006

LA LEALTAD

Cuando cumplí 15 años recuerdo entre muchos, un consejo de mi sabia madre que decía: "Es mejor ser reina de tu silencio, que esclava de tus palabras", era demasiado joven para entender a que se refería.

Al pasar el tiempo empecé a comprender, esa necesidad que tenemos lo seres humanos de "comunicarnos" nos puede acarrear malos entendidos cuando desconocemos la magnitud de la problemática que podemos causar por andar contando lo que alguien nos dijo, participar a otros de historias ajenas, situaciones que no nos pertenecen y además damos datos y nombres (que a veces ni nos constan) pero ahí andan algunos queriendo lucirse en ser quienes saben más de algo o de alguien.

Me acaba de suceder y en esta ocasión no es sólo el enojo de que divulguen confidencias que hiciste en algún momento de crisis o enojo, es quien lo dice, si es alguien a quien tu considerabas "amiga", llegué con ella en un momento crítico, acaba de tener un serio problema con mi expareja, ella también lo conoce, pero bueno, siempre hay identificación por ser mujeres, la solidaridad por compartir situaciones similares, de alguna forma te sientes acompañada.

Pero lo más increíble, es que no es una mujer sin experiencia por el contrario ya cumplió los 50 y bueno al parecer no ha aprendido nada del asunto de LA LEALTAD, tal vez no me detuve a pensar que podría ir a contárselo a él de la manera más inocente (además, como para qué?), creo que la molestia más grande es que si ahora estoy pasando por una separación donde cualquier comentario o hasta el vuelo de la mosca pudiera incrementar la tensión en esta situación, donde hay 2 pequeños de por medio, no lo sé, no entiendo que pudiera ganar con eso (el respeto de él o reconocimiento como amiga???).

Lo más triste es que en los momentos más complicados para ella, le cubrí la espalda, la cuide de las malas lenguas, la defendí y lo hice de corazón, pensé que también ella me estimaba, hoy me doy cuenta de lo dificil que resulta para muchas personas ser leales.

Hoy aprendí :

1.- Que mi mano izquierda, no sepa lo que hace la derecha.

2.- Si existen los amigos, aprenderé a saber con quien puedo desahogarme.

3.- Para eso existen las terapias.

4.- Morderme la lengua antes de volver a contar algo que sólo me pertenece a mi.

5.- La vida de los demás es de los demás, con todo el respeto te quedas calladito antes de opinar de nadie, con que derecho podemos juzgar?.

6.- No existe la solidaridad de géneros.

En fin, ya lo tengo más asimilado, sé que el tiempo pasa y las cosas se olvidan, hay personas que se consideran demasiado sinceras o francas y por eso de repente sueltan cada cosa... no comparto esas formas, para mi hay un principio básico en la vida "Puedes decir, o hacer lo que quieras, sin daños a terceros"

Cuídense de lo que hablan y sobre todo con quien lo hablan. No seamos esclavos de nuestras palabras.

9 comentarios:

Bitten dijo...

Que feo que te sientas asi. Efectivamente hay gente que son 'demasiados sinceros' y acaban por soltar cosas que no deben, aunque no sea con mala intención. Lo digo porque yo fui uno de ellos en cierta manera. Cosas que yo no consideraba algo que se necesitaba esconder, a otras personas si (aunque no creo que haya causado daños mayores, y mis amigos aprendieron avisarme bien cuando no querían que lo supiera nadie más. Ahora tengo muchos secretos guardados que me han confiado).

He aprendido cuidarme mas la lengua, sobre lo que digo de otros pero tambien de mi. He aprendido que ser sincera no es lo mismo que contar todas tus cosas.

También he aprendido que es bueno tener amigos de chat que estan muy muy lejos de ti y tu mundo para desahogarme de cosas que no crees pertinentes contar a nadie en tu entorno.

Espero que tu situación se resuelva.

Saludos

Angel y Demonio dijo...

Me pasa un poco como a Bitten, siempre pido que ME DIGAN lo que no quieren que diga. Y no lo hago de cotilla, eh? Simplemente se me escapa, o lo pongo de ejemplo. (siempre pongo ejemplos en lo que digo)Y si, eso de los amigos por chat en el otro lado del mundo SIEMPRE es util. (cierto amiga?)

Pero en el tiempo he aprendido, de veras que si, y ya no abro la boca ni entre personas que se conocen entre si, y me hago la desentendida ... mas vale siempre prevenir que curar.

Lamentablemente concuerdo contigo, la solidaridad de generos no existe, y en realidad jamás me meto en cosas que no me incumben, mas que nada meto las patas con cosas mías, que al parecer son dignas de ser lanzadas donde menos se necesitan. Jejeje! Abrazos! Y animo, de todo hay en la viña del señor.

alma dijo...

bituten: Yo creo que todos hemos cometido "indiscreciones" que a veces son parte de la cotidianidad de la relación humana, pero a lo que me refiero es que si alguien en un momento triste o de enojo despotrica algo, me parece sucio ir y contárselo a esa persona en calidad de chisme o de hacer daño, creo que eso es lo que no se vale... y además hacerte pasar como la inocente sabiendo lo que pueden acarrear tus palabras. Gracias por el ánimo, un beso.

angelito: Sabes? yo creo que las experiencias de vida ajenas nos sirven y ayudan a ayudar a más personas, creo que eso es válido, siempre y cuando no reveles nombres y demás, no importa decir "una amiga", "alguien que conozco", eso lo hacemos para hacer referencia a algún asunto, pero es muy diferente ir y decir: "oye Alma me habló y me dijo que tú .....etc." ves la diferencia. Besos y gracias.

Erase & Rewind dijo...

Creo que a todos nos ha sucedido en un momento de la vida que esperamos de algunas personas comportamientos que nunca llegan, pero es peor cuando llegan inesperados comportamientos que nos perjudican directamente. Creo personalmente que las personas no hacen daño por gusto y gana solo es consecuencia de lo egoistas que somos, de que siempre buscaremos nuestro bienestar y beneficio, el detalle esta en que a veces es un daño para el projimo.
Saludos.

Krisalys dijo...

Como bien dicen la naturaleza es sabia y por eso tenemos Dos orejas y una boca... Te puedo decir que he aprendido que no existen los amigos comunes entre las parejas, mientras están juntos pareciera que existe lealtad, pero al separarse siempre toman partido. Yo he aprendido que mis amigas que han sido sólo mías, lo siguen siendo. En cambio las amistades que he tenido por mi ex, dejaron de ser mías y son de él.
Es importante desahogarte y no quedarte callada en momentos de crisis, sólo tienes que buscar a alguien que no esté en los dos bando.
Aunque como bien dices, duele saber que quien menos te imaginas te traiciona. Te mando un fuerte abrazo y aprovecha esta medio para ir sacando todo lo que traes... Creo que a la larga le quitaremos chamba a nuestra terapeuta (je,je)

Eva dijo...

Pues será por eso que yo no suelo contar mis problemas a la gente de mi entorno... y la verdad es que desde que tengo un blog, estoy todavía más tranquila (aquí puedo soltar todo lo que se me ocurra y lo más que puede pensar la gente es que estoy como un cabra, cosa que ya piensa la gente de mi entorno y que tampoco se aleja de la realidad... jejejejje) Lo que si soy es muy discreta con lo que me cuentan, más que nada porque desde que estoy anémica se me olvidan hasta los propios pensamientos, así que imagina los que me cuentan... De todas formas, soy la candidata ideal a contarme lo que quieras: a la media hora no me acordaré y además no voy a tomar un avión para contarselo a tu ex... jejejeje. Tiene razón Krisalys, al final le quitaremos el puesto a tu terapeuta.
Muchos besos

alma dijo...

erase: bienvenido, ya te visitaré, gracias por tu comentario.

Krisalys: Amiga mira que si me mordí la lengua mil veces y no sabes como por vigésima vez entendí eso, no hay amistades compartidas. Gracias,un beso

Eva: Hay ocasiones que aunque seas alguien reservado estás que necesitas escupir el dolor o la frustración de algún acontecimiento, llorar y llorar y gritar lo mal que te sientes, y si es sólo buscar a la persona idonea que te escuche, no te juzgue, y sobre todo que no sea chismosa. Un beso Eva y gracias.

Anónimo dijo...

En alguna ocasión ví una película (cuyo nombre no viene al caso, pues era mala, mala, mala), pero un diálogo del actor James Woods me impresionó. Está en la cárcel y lo único que tiene que hacer es delatar a un colega para ser dejado en libertad. Por otro lado, si habla, lavará el nombre de otra persona muy importante para él. Literalmente es un conflicto de lealtades para esclarecer un crimen. Al final él termina interrogando a los interrogadores. ¿Cuál es el peor crimen que puede cometer una persona? ¿el asesinato? ¿la pederastia? ¿la tortura? No. Lo es la traición. Sólo puede traicionarte aquel en quien has depositado tu confianza.

Sin embargo, la vida no es blanco y negro. No siempre se puede guardar lealtad hacia todos lados, pues en ocasiones se compromete también tu propia congruencia de vida. Por eso lo mejor es la frase de los mafiosos: "Podría contártelo todo... pero entonces tendría que matarte" Existen ocasiones en que la prudencia obliga
a pedirle a nuestro interlocutor: "no me lo cuentes, no quiero / debo saber".

Y no te apures por haber aprendido la lección a la mala, y a estas alturas. Yo soy tan mal alumno que la he aprendido muchas veces.

Abrazos Centrífugos!

Tamara blue dijo...

Por eso no acostumbro contar na-da. Lo comprobé yo misma, el único secreto que se quedó como secreto no lo comenté con NADIE. Es una pena que esto suceda, pero hay gente que va por la vida abriendo la boca sin medir consecuencias.