11 sep 2006

CON DEDICATORIA

ESOS LOCOS BAJITOS

A menudo los hijos se nos parecen
Así nos dan la primera satisfacción
Esos que se menean con nuestros gestos
Echando mano a cuanto hay a su alrededor
Esos locos bajitos que se incorporan
Con los ojos abiertos, de par en par
Sin respeto al horario ni a las costumbres
Y a los que por su bien hay que domesticar

Niño, deja ya de joder con la pelota
Niño, que eso no se dice, que eso no se hace,
que eso no se toca

Cargan con nuestros Dioses y nuestro idioma
Nuestros rencores y nuestro porvenir
Por eso nos parece que son de goma
Y les bastan nuestros cuentos para dormir
Nos empeñamos en dirigir sus vidas
Sin saber el oficio y sin vocación
Les vamos transmitiendo nuestras frustraciones
Con la leche templada y en cada canción

Niño, deja ya de joder con la pelota
Niño, que eso no se dice, que eso no se hace,
Que eso no se toca

Nada ni nadie puede impedir que sufran
Que las agujas avancen en el reloj
Que decidan por ellos, que se equivoquen
que crezcan y que un día nos digan adiós.
-Serrat-
Dedicada a 2 seres maravillosos en mi vida
mi motor, mi orgullo, mi amor
quiero ser para ustedes la mejor
Los amo mis niños

9 comentarios:

Tamara blue dijo...

Que bonito! y más sentido por el amor a mi niño de 7!

Krisalys dijo...

Ellos son tu motor y el sentido de tu vida... Muy padre!. Por cierto quedó muy bien el nuevo diseño de tu Blog... Ya eres una "Master en esto de los Blogs". Un abrazo!

Eva dijo...

Nada mejor que la canción de Serrat para recordarlos... y es que es cierto, ellos son todo...Por cierto, que bien se ve el blog así... renovarse o morir, jajaja
Un beso.

alma dijo...

Tamara: Si es linda la canción y de reflexión sobre lo cuidadosos que debemos ser los padres al "educar", un beso a tu peque.

Krisalys: Que mejor motor no amiga? esos pequeños con con sus ojitos y besos logran tanto. beso

Eva: Cierto, nuestros hijos lo son todos no cabe duda que tienen mucha mamá, a mi también me gusto el nuevo blog. besob

Centrífugo dijo...

Cuando nace un niño, nos pasamos un año completo animándolo a que hable y a que camine. Una vez que lo logra, comenzamos con el "cállate y siéntate"...

Un niño es lo mismo un milagro que un verdadero dolor de cabeza. Es algo que te da energía para enfrentar el día y que te las quita todas, día con día. Un hijo puede ayudarte a sacar lo mejor, pero también lo peor de ti.

Lo que nunca hay que olvidar es que los hijos son "invitados" a nuestra vida. Vienen y luego se van. Es nuestra misión prepararlos para que puedan irse y vivir. Nuestra vida no está en ellos, aunque sintamos que se nos va en ellos.

Felicidades por ser mamá y por quererlos tanto!

alma dijo...

centrífugo: Para mi es una canción que me motivo para pensar mucho en el poder que tenemos sobre los niños, lo cuidadosos y amorosos que necesitamos ser para que ellos sean seres mucho más libres de lo que fuímos nosotros, y sí me queda claro que hoy me toca cuidar y ayudarlos en su vida, el día de mañana su libertad de decisión y acción sólo les corresponde a ellos. Gracias por tus comentarios siempre tan atinados. Saludos

alma dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Catastrofismos... y no tanto dijo...

Una belleza de canción. De mis favoritas de Serrat. Mi mamá me la escribió en un cuaderno con recetas que me regaló cuando me fui de su casa... supongo que lo que más le mueve es que nos parecemos tremendamente. Un abrazo.

alma dijo...

catastrofismos: Somos espejo de nuestros padres y las mujeres sobre todo de nuestras madres, y sí me encanta acordarme de la letra de esta canción siempre que necesito "aplicar" la disciplina con mis niños. Que bueno tenerte por aquí. Saludos