9 nov 2006

CARTA

Hoy fue una sola pregunta… ¿cómo estás tú?
Al escucharme decir “estoy bien”, repites, bien? Y yo solo digo “si”
Cómo explicarte estando a cientos de kilómetros en un celular, decirlo no hay tiempo suficiente, que pasa de pronto?

Hay días buenos y malos, hoy fue uno no tan bueno, desde hace mucho que tengo esos días, trato de estar bien, de sentirme bien y de mirar hacia el futuro con la esperanza y los ojos bien abiertos para no perderme de nada, de estar, solo de estar…
Sigo y sigo trabajando la aceptación de algo que ya sucedió, de la percepción tan distinta de los dos, es como haber ido al cine juntos y ver diferentes películas.

Repetirme en la mente los momentos, las pláticas contigo, seguir comprendiendo tantas cosas, de pronto me invade… lo último que hablamos, asimilando todo.

Para mi, está etapa está marcada a partir del momento en que físicamente te fuiste, y después cuando emocionalmente tampoco estuviste ya.

Trabajar mucho conmigo misma y hacer lo que hoy me toca, tener que cambiar la forma de percibirte, de lo que fuiste para mi y hoy sólo verte como el aliado en el camino para criar dos personitas, conservando el cariño, dejando paso a una amistad.

Mi día a día, ser mamá, ser el apoyo total y absoluto para ellos, para que no la pasen mal, para que todo sea lo mejor posible… cuidarlos enfermos como hoy, momentos en los que finalmente, estamos los tres nada más.

De la misma forma tratar de comprender que sienten ellos, por sus miradas, por sus palabras y también en sus lágrimas… sé que lograremos hacerlo mejor los dos para que ellos sean buenos hombres, seguros de si mismos y que siempre se sientan amados y apoyados por los dos.

Es por eso que hoy, quiero decirte, que tendré que contestar siempre, un "estoy bien" aunque ya sabes como estoy, aunque creéme cada día estaré mejor.

Que Si Eva, camino cada vez más lejos de él, de pronto me persigue y no sé que es lo que quiere.

5 comentarios:

Krisalys dijo...

Lo más difícil es enfrentar la realidad. Esos niños te necesitan a tí como la mamá que nunca los abandonará y quizá esa es tu misión: Hacerlos sentir que nunca serán abandonados.
No es malo decir que a veces No estás tan bien, no para que corran a tu lado, pero sí para que sepa que para tí no es fácil.
Tienes una gran responsabilidad y confío en que sacarás adelante a esos niños. Tú les darás la seguridad y los mimos que esos niños tan maravillosos necesitan.
Como en AA "un día a la vez"... y eso fue hoy: sólo un día sin él.
Un abrazote y sabes que no estás sola!

Tamara blue dijo...

Es normal que duela asì, se amaron, vivieron juntos mucho tiempo, tuvieron hijos. Hay muchos lazos que no se romperan jamàs y otros que tendràn que irse desgastando hasta que el tiempo se encargue de desintegrar.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Siempre es mejor,decir de verdad como nos sentimos,sino lo hacemos ,nuestro cuerpo habla por nosotros

alma dijo...

krisalys: Solo por hoy, así vivo desde hace tiempo. Beso amiga

Tamara: Y espero que esos hilos en especial se terminen de desintegrar, en armonía. Gracias!

Jose Luis:Asi, es no mejor cosa que expresar los sentimientos, aunque a veces no sean tan claros. Gracias.

Eva dijo...

Pues ya sé que es muy dificil, lo sé, lo sé, pero después de todo lo pasado, tienes que cambiar el punto de vista, lo que importa no es que el te persiga y lo que quiere, lo que importa es lo que TÚ sientes cuando te persigue y lo que TÚ quieres... así de simple, tiene que aprender a desligarte, y a ponerte tú siempre por delante de él. TÚ eres importante ahora...
Besos...